domingo, 16 de julio de 2017

LOS ERRORES DEL DOCENTE

La docencia es una ocupación humana destinada a mejorar el conocimiento de la vida, el mundo y la realidad en los discentes, alumnos, estudiantes, o como se les quiera denominar. En general la labor docente debe ser de coordinación entre los sofismas y las verdades, entre lo subjetivo y lo objetivo, entre lo mítico y lo cierto y, en general, a hacer de puente transformador de la ignorancia en cognición. Se trata de la mediación adulta a la que refería Lev Vygotsky que como resultado ha de dar el diagnóstico de la zona de desarrollo proximal en cada estudiante (déficit) y la posterior apropiación por su parte de los conocimientos que la llenen.
La palabra docente deriva del término latino docens, de docére o “enseñar”, siendo sinónimo usual de profesor, educador o maestro, aunque lo uno, lo otro y lo tercero puedan tener leves diferencias conceptuales. Según Alvarez Llanos (2013), “docente” es quien cumple un rol profesional y “profesor” quien realiza un rol pedagógico. Por otra parte, “educador” significaría el cumplimiento de un deber social y transmisión de conocimientos, mientras que “maestro” sería aquel que le da una dimensión humana y científica a la enseñanza y la convierte en su proyecto de vida. Las acepciones llevarían, en resumen, a la enseñanza docente, la actividad profesoral, la vocación social y la maestría investigativa.
Mucho se habla de la calidad de la educación, del papel transformador de los profesores y de su importante incidencia, sea positiva o negativa, en el desarrollo de las nuevas generaciones. Habría que comenzar por aceptar algunos errores que persisten en la personalidad educadora de muchos profesores, debidos quizá a la connotación de clase que conlleva el “habitus”, del que hablaba Pierre Bourdieu, tan acertadamente, al hacer una formulación sistémica y sociológica al “hexis” aristotélico. Esto es, aquello que va de lo interior a lo exterior del individuo proveyéndole de elementos de posicionamiento social continuo. Bourdieu hacía referencia a “estructuras estructurantes estructuradas”, es decir a elementos de formación previa que adecúan a la persona a la sociedad pero permitiéndole a su vez adecuar a esta a su conveniencia manteniendo el estatus deseado. Lo cual hace referencia a una cultura hegemónica que se impone constantemente y de manera en apariencia desapercibida a través de una denominada “violencia simbólica” bourdiana.
De acuerdo con lo mencionado se puede llegar a que el oficio del docente, en cualquiera de sus acepciones ya mencionadas, significa el ejercicio de un tipo de violencia simbólica que busca mantener el predominio de una determinada cultura, en concordancia con el habitus propio del educador. Es por ello que el docente representa una orientación cultural específica a la cual se adhiere como significado de una forma de ejercicio pedagógico que a su vez se hace significante.
El primer error docente
Con base en lo precedente debe decirse que el docente puede llegar a confundir el interés individual de mantener su posición social con la esencia de su tarea. Este error consiste en suponer que su propia persona es esencia o génesis del conocimiento, olvidando que su rol básico es la intermediación de dicho conocimiento como un producto social cambiante. Este usual error docente distorsiona los procesos de formación pues constriñe en el discente su capacidad de “aprender a aprender”, bajo la premisa de que la fuente del aprendizaje residiría solo en la persona docente, restando importancia a las demás representaciones del saber, entre las cuales el estudiante debe aprender a acudir al entorno científico de publicaciones, la acumulación bibliográfica, el intercambio comunicacional entre pares y superiores, o al mismo conocimiento empírico que se produce con la experiencia.
En resumen, el discente resulta inmerso en una dependencia respecto al pedagogo y no apropia el conocimiento como una competencia. De tal manera que no accede al logro de adquisición de la conciencia del cómo aprender, del dominio de los mecanismos necesarios para tal efecto, de la apropiación del sistema de análisis, síntesis y propuesta de las ideas. Esto es, de la asimilación y acomodación (Pacheco Ríos), o del aprender a aprender entendido como el tomar todos los conocimientos que te da la vida para usarlos en beneficio propio y de los demás (Moraga Giovanetti), en autocontrolar el aprendizaje (Santibáñez Cerda), de ver el mundo desde otra óptica, de desaprender lo aprendido y de asimilar lo novedoso (Cotes), entre otras muchas acepciones del “aprendizaje para aprender”. La solución al primer error docente está entonces en que, bajo un lenguaje sistémico, el estudiante debe pasar de ser un sistema cerrado a uno de condición abierta permitiendo la entropía necesaria para su constante crecimiento cognoscitivo.
El segundo error
El saber, privilegiado sobre el saber hacer, resulta en un común error docente (CONTINUARÁ…).

viernes, 7 de julio de 2017

El Andino y la Nacional

El tema del atentado al Centro Andino ha contrapuesto dos polos de opinión nacional. El primero de ellos perteneciente a una clase social con privilegios que ha de verse afectada con la intención primaria del acto terrorista en sí. El segundo, una opinión proveniente fundamentalmente de la parte amplia de la pirámide social colombiana, que representa a lo menos dos tercios de la población.
En el primer grupo la sensación ocasionada es quizá que ha de votar en las próximas elecciones por sectores políticos que no amparen con supuestas impunidades a los rebeldes de todo origen. El segundo conjunto poblacional siente que está representado y señalado con el dedo acusador de una falsa justicia en los inculpados iniciales. Los unos con diversos poderes tras los tronos económicos y políticos, los otros con el simple capital de oportunidades de acceso no pleno a la opción de progreso social mediante el recurso académico.
El fenómeno ¿es una responsabilidad mediática? Sí. Como en las aulas de comunicación se aprende, hay un “framing” y un “setting” del asunto. Se encuadra la noticia y se ajusta a la realidad del colombiano, su ubicación social y su clara lucha de clases académica. Las redes sociales hacen mofa del hecho que quienes delinquen con cuello blanco no se reconozcan por el aula de origen, mientras que los posibles terroristas son adjetivados mediando la universidad pública a la que pertenecen.
Realmente no se está estigmatizando a las universidades. En esto cabe aclarar el lapsus conceptual del exrector Wasserman: “Nadie debe ser condenado ni absuelto por el lugar donde vive o donde estudia”. No, maestro. Eso es exactamente el revés de lo que se debe reclamar. Ningún lugar de estudio debe ser condenado por las inculpaciones o los delitos que reciban o cometan sus estudiantes o egresados.
En el caso específico, parece no poder negarse que el Movimiento Revolucionario del Pueblo (MRP), siendo una organización tan formal como se quiere hacer aparecer, si está en apariencia integrada por estudiantes de la mencionada universidad.
Es así como, respecto a lo expresado por el rector Mantilla de la primera universidad pública colombiana, respecto a las “preguntas esenciales: ¿es habitual estigmatizar a las universidades públicas? ¿Tiene algo que ver la Nacional, o cualquier universidad, con el actuar delictivo de algunos de sus miembros?”, la respuesta es probablemente positiva. Algunos casos recientes de individuos subjúdice identificados como de la Universidad de los Andes contiene el mismo ingrediente esencial: la ironía respecto al origen social. La defensa que hace Mantilla respecto de la Nacional mediante el recuerdo de personajes como Cano, el periodista, o Lleras Restrepo, el presidente, contiene esta ironía, pero inversa.
Si los beneficiados por Pilo Paga prefieren las universidades privadas, lo hacen “por las oportunidades laborales”, pero representadas en su “habitus”, a la manera de Bourdieu. Igual sucede en la Nacional y las demás universidades oficiales. Es este “habitus”, bien cargado de ideología, lo que hace las diferencias generadoras de la referida ironía mediática. Es la ironía sobre el origen social y el “habitus” diferencial de universidades públicas y privadas lo que los medios utilizan por ser una evidente realidad que no se debe tapar con un dedo.

viernes, 10 de marzo de 2017

FRAGMENTADO ?, Una película de M. Night Shyamalan, un director de cine con altibajos, y a la baja?

Un análisis de estadística descriptiva acerca de la carrera de este director algo interesante, con cifras ajustadas por inflación, muestra la tendencia a la baja de sus recaudos en taquilla. La actual "Split" o Fragmentado, en español, puede revertir su tendencia pues en solo 7 semanas parece atraer al público que le conoce. Podría comentarse que la mitad de este filme pareciera carecer de dirección diestra, aunque en la segunda parte se recupera la expectativa que Shyamalan suele crear. Es un intento de este escritor, productor y director para hacer enlace, algo trunco, con una trilogía que había planeado pero no ha podido concluir. Ahora pudiera tener la intención de proyectarse a una saga, que quizá no sea deseable.

jueves, 2 de febrero de 2017

ACERCA DE UNA CONSULTA POPULAR ANTICORRUPCIÓN

Actualmente se encuentra en trámite un proceso de consulta al pueblo tendiente a luchar contra la corrupción rampante en las relaciones privado-públicas. Si bien se puede estar de acuerdo con el lema y tema central, el reloj político del país no está para marcar esa hora. Hay objetivos más importantes de cara a las lides eleccionistas que se aproximan. A continuación se hace una mirada no exhaustiva, pero si realista, de cada uno de los siete puntos de la referida propuesta de consulta popular:
1. Máximo tres periodos la instancia como congresista o cualquier otro cargo en corporaciones públicas.
La consanguinidad, en primer lugar, así como la, esa sí deseable, coincidencia de intereses mediados por un movimiento partidista, son elementos imposibles de ser controlados para impedir la recurrencia personal en la representación intermediada dentro del Congreso. Este punto suena bien pero significaría solamente la desaparición de la simple figura personal permanente, no el enclave cercano al poder contratista y a la factura de leyes inconvenientes.
2. Obligar a cualquier electo por votación popular a que hagan pública su declaración de bienes, rentas, patrimonios, pago de impuestos y conflicto de intereses.
La declaración de renta es en Colombia un formalismo relativamente amañable en términos contables. Se muestra lo que se desea, se declinan patrimonios en cabeza de familiares, no siendo, finalmente, un documento digno de plena fe pública. El pago de impuestos es igualmente condicionable a los manejos contables. El conflicto de intereses sería una declaración correlacionada con estos documentos. Si se está nominalmente alejado de la propiedad de empresas se está desapegado de los intereses que impedirían votar por un proyecto de ley conveniente a las actividades de dicha empresa o sector. Todo ello no impide el manejo clientelista de nombramiento de funcionarios con poder, de partidas presupuestales y de contratos con el Estado.
3. Obligar a los congresistas a que le rindan cuentas a la ciudadanía. Qué proponen, cómo votan, a dónde asisten, a qué van a los Ministerios.
Ya existe un seguimiento a los proyectos de ley presentados por cada congresista. Existe tyambién la posibilidad de exponer al público la votación personal. Este es un punto deseable y viable, pero no se convertiría en un indicador fehaciente, recusable o impugnable en algún aspecto. El votante no es tan acucioso como para condenar en la siguiente elección. La relación de senadores y representantes con los Ministerios no resulta estrictamente interpretable plenamente como un pecado clientelista. Es, en el fondo de todos los casos, el paso obvio para vigilar la orientación puntual de los compromisos presupuestales con las leyes aprobadas y las regiones representadas. Por el contrario de lo que se propone, este paso “clientelista” es el primero en la cadena descentralista pues la relación directa ministerial con cada región es indeseable.
4. Obligar al trámite del presupuesto público de Alcaldías, Gobernaciones y Gobierno Nacional.
Sí. Cada alcalde, gobernador o funcionario de todo nivel puede y debe supervigilar el estado del trámite de las partidas autorizadas a través de la larga cadena burocrática, todo ello amparados en el trámite formal. De alguna manera esto ya es así, pero depende de la competencia de funcionarios electos que no son plenamente capaces y hábiles en tales trámites.
5. Acabar la mermelada, que es sacar presupuesto por debajo de la mesa para favorecerse.
Este punto “es dulce de los mismos postres anteriores”. Si los conductos regulares previstos en la ley funcionan mal, no tiene controles eficientes e interventoría desinteresadas y hábiles, se permite el desvío presupuestal
6. Sancionados por corrupción no tendrán ningún tipo de beneficio carcelario. Ir a La Picota con los demás ladrones.
Acá se configura la tradicional insistencia penalista de la cárcel como máximo castigo. En los casos de corrupción de índole económica la primera penalización es la del rechazo social de por vida y el apartar al delincuente de la vida política, es decir la perdida de algunos de los derechos ciudadanos fundamentales. La añadidura si debe ser el control real de sanciones como la consabida casa o cárcel.
7. Darle al Estado la facultad de que pueda cancelar unilateralmente los contratos con persona natural o jurídica que sean sancionados por corrupción.
Esto también existe ya. Lo que no hay es un trabajo acucioso por parte de contralorías nacionales y regionales para el control del Registro Único de Proponentes y su currículo penal.
EPÍLOGO
Este llamado al constituyente primario y al uso de los mecanismos de participación es interesante pero inocuo. En la coyuntura actual resulta inconveniente que la lucha política de francotiradores, con los mejores de los deseos como este del discurso anticorrupción, divida las próximas elecciones presidenciales y de cuerpos colegiados. Los siguientes procesos electorales en Colombia deben ir en el sentido de asegurar el proceso de posconflicto por encima de todo interés partidista, de todo odio infundado y de llegar a permitirse que fuerzas retardatarias ocupen los más altos cargos.

lunes, 2 de enero de 2017

Ley 1819 de 2016: una reforma tributaria resultado de la lúdica política

Una reforma tributaria no estructural, contenida en la Ley 1819 de diciembre 29 de 2016, de 174 páginas reformatorias de 376 artículos, es muestra del juego infantil en que se convierte la normatividad de impuestos en Colombia.
1. ¿Persecución penal?
En primer lugar, era imposible pensar en la reiterada idea de persecución penal por evasión de impuestos en Colombia.
La declaración de la evasión de impuestos como delito, no iba a entrar al código penal.
El ocultar activos o crear ficticias deudas para evasión a partir de $5.000 millones quedó redactada para no ser aplicable, en concordancia con la posibilidad de tipificar delito.
La penalización de la evasión relacionada con el cobro y recaudo del Impuesto al Valor Agregado, IVA, calificado como avance no es gran novedad ni significaba dificultad alguna para convertirla en ley.
2. ¿Reforma estructural?
En segundo lugar, la denominación de reforma estructural es un juego con las palabras, queriendo ver en el hecho de tocar muchos de los artículos del Estatuto Tributario, E.T., una semejanza sistémica.
En tanto el IVA no sea aplicado al universo de bienes no queda estructurado. El hecho de que los 3 puntos porcentuales de aumento al IVA afecta solo a poco más del 50% de los bienes del universo tributario ya implica una característica no estructural.
Por otra parte, los actuales evasores que ya tienen montada su estrategia, han de perfeccionarla para este incremento contribuyendo así a que el mayor recaudo esperado sea en realidad una mayor evasión calculada.
El uso de exenciones como herramienta “distributiva” es solo demagógico y desestructura el concepto técnico de este tipo de impuesto.
3. Relevancias demagógicas
Discutir el 5% para toallas higiénicas o para automotores eléctricos solo acude a la opinión pública y a las veleidades ecologistas poco serias.
El gravamen de servicios de telefonía, datos, internet y navegación móvil en el 4 %, cuyo recaudo irá destinado a inversión social en 70 % para deporte y 30 % para cultura, conlleva el uso de destinaciones específicas que, valga decir, son poco técnicas y mucho políticas.
El gravamen al uso de bolsas plásticas es buena muestra del uso del sistema tributario como instrumento de diálogo con la opinión pública. Simplemente, deberían ser parte del universo en el cual se aplicare el IVA y no caso aislado inscrito en el articulado del E.T.
El discutido IVA a bebidas azucaradas fue derrotado con base en una distractora polémica sobre su impacto en la obesidad. Hasta el Ministro de Salud cayó en esta red.
Aumentar en un 5% el impuesto de renta a zonas francas, quedando en 20%, es borrado con el beneficio especial más el aduanero.
4. ¿Las ESAL no son sujeto tributario?
Se consideraría técnico y justo que las Entidades Sin Ánimo de Lucro, ESAL, pagaran impuestos. Sin embargo, tras la obligación de 5.209 cultos, congregaciones y asociaciones religiosas, de declarar, registrarse y publicar la información, ello no significó que habrían de tributar. Tras este debate quedaron a “salvo” fundaciones, colegios y universidades, en ese escenario desestructurado e inequitativo que sigue siendo el E.T.
El hecho que todas las asociaciones, fundaciones y corporaciones constituidas como entidades sin ánimo de lucro, sean contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios, pero con la excepcionalidad de solicitar ser contribuyentes del Régimen Tributario Especial, cumpliendo con los requisitos de formalidad, objetivo social de interés, aportes no reembolsables y excedentes no distribuibles, las hace a un lado como sujetos tributarios tal como lo han venido haciendo hasta hoy.
5. ¿Puntos de tinte estructurador?
La eliminación de impuestos como el Iman (Impuesto Mínimo Alternativo Nacional???) e Imas (Impuesto Mínimo Alternativo Simple????) para los asalariados y Cree (Impuesto sobre la renta para la equidad???)y sobretasa, para las empresas (a partir de 2019), fue lo más cercano a una medida estructural al dejar recaer todo en el imporrenta simple y llano (de nuevo al 34%).
Sin embargo, los descuentos especiales para inversiones en control, conservación y mejoramiento del medioambiente, así como en inversiones en investigación, desarrollo tecnológico o innovación, siguen la pista del uso tributario en sectores de moda preventiva y que simplemente facilitan maromas de empresas elusivas.
En cuanto el llamado “monotributo”, para los pequeños comerciantes con ingresos brutos entre $42 -104 millones, en locales de área igual o inferior a 50 M2., podría decirse es un tímido acercamiento más que al incremento de bases tributarias a una estrategia de formalización que, de toda manera, es de dudoso efecto.
6. ¿Existe la doble tributación?
Décadas de debate inocuo para responder a esta pregunta. No obstante, gravar los dividendos en cabeza del accionista y no de la sociedad en 10% para montos superiores a $31.86 millones anuales (1ooo UVT de 2017) y de 5% sociedades extranjeras aparece como una medida de avance aunque no ha de ser posible su control dadas las diversas modalidades de elusión de las cuales ha se ha hecho uso en el país.
El articulado reformado es tal que sigue con ello demostrándose lo desestructurador del E.T.
Dicho estatuto bien podría ser más técnico, menos facilitador de la elusión y la evasión, más fácil de recaudar, verdaderamente equitativo y alejarse de las veleidades populistas de ser instrumento de funciones con intención redistributiva, lo que le corresponde a la política de gasto público y no a la política tributaria, una verdad que se le olvida a expertos y a neófitos.

martes, 6 de diciembre de 2016

FEMINICIDIO Y UMBRAL DE PENALIZACIÓN

La condena a cadena perpetua sería un retraso de la juridicidad colombiana.
Un asunto es penalizar mayores de edad, tema que ocupa las redes sociales y mediáticas actualmente, y otra es reconocer el ámbito de criminalidad que se encuentra semioculto y no ha sido reconocido..
Debe actuarse en la agilización del sistema jurídico. Una reforma del código penal debe ir encaminada a ampliar el Código de Infancia y Adolescencia (Ley 1098 de 2006).
Si el país piensa en forma decidida debe ir en el sentido de reconocer el cambio radical en la pirámide demográfica, el aumento de la esperanza de vida y la capacidad de obrar que se ha alcanzado desde los 16 años e, incluso, a partir de los 14 años.
No hay solo casos de delincuentes mayores de edad o de "cuello blanco" en feminicidios, abuso sexual y pedofilia. Medicina Legal expresa que el 96% de los agresores son conocidos de la víctima y/o familiares cercanos.
Una alta proporción son crímenes de adolescentes contra menores (los niños están catalogados universalmente hasta los 18 años).
Los delitos bajo la frontera de la mayoría de edad son inimputables y esto ha generado una alta impunidad bajo este nivel.
El umbral penal:
Es tiempo para que la mayoría de edad se lleve a 16 (incluso en un tercio de los países lo es a los 14 años). Se requiere eficiencia de jueces en la aplicación de penas contra el feminicidio (Ley 1761 de 2015), que están entre 20 y 50 años según se tipifiquen algunas condiciones diferenciales, o hasta del doble de estas penas cuando se trate de niños o niñas (ibidem, art. 4).

domingo, 4 de diciembre de 2016

La reforma más sencilla y verdaderamente estructural

Proyecto de ley anónimo
Ley Estatutaria XXX
Por medio de la cual se adiciona el Estatuto Tributario y se dictan otras disposiciones
Considerando:
Que la normatividad tributaria no debe ser herramienta de política económica de fomento.
Que toda actividad económica debe ser rentable socialmente.
Que la emergencia económica se debe a una estructura impositiva nominal que duplica el recaudo real por efecto de la evasión y la elusión.
El Congreso de Colombia
Decreta
Artículo 1. Regímenes especiales. Se eliminan todas las deducciones, exenciones, descuentos tributarios, rentas no constitutivas de impuestos y regímenes especiales, dentro del actual Estatuto Tributario.
Artículo 2. Impuesto al Valor Agregado. La tasa IVA se estandariza a un 19% para todo tipo de consumo en el territorio nacional.
Artículo 3. ESAL. Las personas jurídicas Empresa Sin Animo de Lucro, se equiparan a los demás sujetos tributarios.
Artículo 4. Dividendos y participaciones. Los dividendos de accionistas y ganancias de asociados a empresas de economía solidaria son sujetos del impuesto de renta.
Artículo 5. Sanciones. Las sanciones correspondiente al delito de evasión tributario se incorporan al Código Penal Colombiano.
Artículo 6. Derogatoria. Se derogan todas las normas del Estatuto Tributario que sean contrarias a la presente ley.
Artículo 7. Vigencia. La presente ley es vigente a partir de su promulgación.
Firmado, Congreso de la República....XXX
Sancionado por, Presidencia de la República... XXX
(Se puede prever que todos los artículos son exequibles luego de la revisión por parte de la Corte Constitucional)

domingo, 13 de noviembre de 2016

Comprimido didáctico del nuevo megaplan vial de la Alcaldía de Bogotá, D.C.

1. Sendero ecológico de los cerros con posible y amplia construcción de proyectos inmobiliarios.
2. Transmilenio con deprimidos y detalles de administración como rutas-venta de tiquetes-velocidad, además de troncales nuevas en la Boyacá, calle 68 y Carrera Séptima.
3. Líneas rojas: ampliación de vías existentes en número de calzadas y extensión (1o. de mayo, autonorte -extensión a final de Usme-, calle 170 -cerros a Cota-, calle 127 -CCali a ALO-, Ciudad de Cali, Call 63 -cerros hasta Engativá-, Américas y Avenida Villavicencio -ambas hacia Occidente-, NQS -de E.G. Santander hasta A. Villav.-).
4. Línea amarilla: línea de Metro (prolongada hasta tocar la ALO).
En general, poco anuncio de proveer importancia extra a lo multimodal férreo. Se respetan humedales, para loa cual en algunos lugares se construyen puentes. En general se piensa en desembotellamiento y adecuación de áreas para planes de urbanización.

domingo, 4 de septiembre de 2016

¿DUDAS SOBRE LA VALIDEZ JURÍDICA Y POLÍTICA DEL ACUERDO DE PAZ CON LAS FARC?

Los países del mundo, los organismos multilaterales... la ONU, la OEA, la Corte Penal Internacional, el CIDH, la Unión Europea, las ayudas financieras del Banco Mundial y del BID, etc., apoyan el ACUERDO DE PAZ,por ende el SI en el PLEBISCITO.
¿Queda alguna duda? ¿No serán los miedos retardatarios de culpables los que apoyan el NO?
¿Será el deseo de VENGANZA superior al valor fundamental del PERDÓN?
¿Es el medieval instinto guerrerista más poderoso que el moderno valor pacifista?
¿No basta con que la juridicidad penal internacional (CPI, CIDH) avale el acuerdo?
¿Que los organismos plurales más poderosos den el sí al acuerdo no es significativo?
¿No es diciente que la banca multilateral esté comprometida en apoyo financiero concreto al posconflicto?

lunes, 29 de agosto de 2016

UNA NOMINACIÓN AL NOBEL DE PAZ DEBE SER PLURAL

El Premio Nobel de Paz comienza a ser otorgado en 1901, lo que significa que se ha concedido en 96 ocasiones, pues en 19 entregas anuales no ha sido entregado.
De las 96 oportunidades en que ha sido entregado, en 27 lo ha sido de manera compartida entre dos y tres personas o entre persona y organismos multilaterales. Los años en que se ha concedido solo a organismos multilaterales, han sido los siguientes:
1904 Instituto de Derecho Internacional
1910 Oficina Internacional por la Paz
1917-1944- Comité Internacional de la Cruz Roja
1938 Oficina Internacional Nansen para los Refugiados
1947 Friends Service Council (Reino Unido) y American Friends Service Committee (Estados Unidos)
1954 - 1981 Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados
1963 Comité Internacional de la Cruz Roja y Liga de Sociedades de la Cruz Roja
1965 Fondo de Emergencia Internacional de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)
1969 Organización Internacional del Trabajo
1977 Amnistía Internacional
1985 Asociación Internacional de Médicos para la Prevención de la Guerra Nuclear
1988 Fuerzas de paz de las Naciones Unidas
1995 Joseph Rotblat y Conferencia Pugwash (sobre ciencia y asuntos mundiales)
1997 Campaña Internacional para la Prohibición de las Minas Antipersona y Jody Williams
1999 Médicos Sin Fronteras
2001 Organización de Naciones Unidas y Kofi Anann
2005 Organismo Internacional de Energía Atómica (Austria) y Mohamed El-Baradei (Egipto)
2007 Al Gore (Estados Unidos) y Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (Suiza)
2012 Unión Europea
2013 Organización para la Prohibición de Armas Químicas
2015 Cuarteto para el Diálogo Nacional en Túnez (Unión General Tunecina del Trabajo; Unión Tunecina de la Industria, el Comercio y la Artesanía; Liga Tunecina de los Derechos Humanos; y Orden Nacional de los Abogados de Tunicia).
Con esta nota general se puede recordar que el Nobel de Paz no es un galardón necesariamente individual.
Por otra parte, es destacable el reciente caso del año 2015 que refleja una inclinación al reconocimiento de un consenso de paz representado en el grupo plural de negociadores en Túnez.
Ya en la etapa de posconflicto, Colombia puede no ser cautelosa si se comienza a hablar de la opción ganadora solo en cabeza del Presidente de la República.
Quizá, para evitar este tipo de disquisiciones innecesarias que pueden generar polarizaciones en un momento sensible del proceso de paz, que es su inicio, podría pensarse en que hubo un equipo negociador que, en conjunto con el jefe del ejecutivo, bien podría ser candidato a tan importante distinción.

lunes, 22 de agosto de 2016

UN ANÁLISIS CUALITATIVO DE LOS RESULTADOS DE LAS OLIMPIADAS RÍO 2016

En la Olimpiada 31º, celebrada en Río, se descubren algunas curiosidades que relacionan los resultados alcanzados en medallería con los esfuerzos realizados por los países en términos de atletas enviados a competir. Con base en algunos indicadores se descubre que una alta cualificación individual bastaría para obtener buenos resultados sin necesidad de delegaciones muy numerosas. Por otra parte, que las grandes potencias, al contar con la mayor cantidad de atletas no necesariamente alcanzan los mejores resultados si se tiene en cuenta su productividad deportiva.
El lema ampliado del milenio: Citius!, Altius!, Fortius!, + ludus!, Habilis!
El lema "Citius!, Altius!, Fortius" propuesto por Pierre de Coubertin hace 122 años en la Sorbona, que significa "Más rápido!, Más alto!, Más fuerte", bien pudiera hoy ser ampliado a "Citius!, Altius!, Fortius!, Ludus!, Habilis!” , pues las modalidades olímpicas actuales incluyen pruebas de juego y habilidad. Un ejemplo de ello son los juegos de pelota (bádminton, baloncesto, balonmano, fútbol, golf, hockey sobre hierba, rugby, tenis, tenis de mesa, voleibol y waterpolo) y algunas pruebas de habilidad (la equitación, la natación sincronizada, el tiro con arco o el tiro deportivo).
Los competidores: En el presente año, 207 países compitieron representados por 11.303 atletas, en 306 eventos llevados a cabo dentro de 28 modalidades deportivas.
Los resultados: En Río 2016, solo 78 de las 207 naciones (37,38%) alcanzaron como mínimo una (1) medalla de bronce. Es decir, cerca de dos tercios (62,62%) de los países convocados no lograron obtener presea alguna. Las primeras 50 naciones ganadoras tuvieron la gloria representada en oro, plata o bronce gracias a 8.460 atletas (del total de los 11.303). Es decir, un 24,15% de los países llevaron medallas a sus países con el esfuerzo y costos que significan haber competido con un 74,84% del total de participantes en esta olimpiada. Esto conllevaría preguntarse si el ranking de ganadores debe ser realmente el conformado a través del total de medallas alcanzado por un país o, por el contrario, si hubo naciones que llegaron a indicadores de mayor productividad deportiva.
Con la anterior cabe preguntar:
1) si se tiene en cuenta el número de atletas que la representan, respecto de la totalidad de las medallas ganadas por cada nación, ¿cuál sería el puesto alcanzado por algunos de estos países? El indicador de productividad deportiva propuesto para cada país es Total de atletas / Total de medallas.
2) al tener solo en cuenta la medallería dorada ¿cuáles son los países ganadores en términos de productividad deportiva?
El indicador de productividad deportiva propuesto por país es: Total de atletas / Total de medallas de oro. El país de referencia es Estados Unidos. Este parámetro no es el metodológicamente propuesto sino el realmente alcanzado por esta nación. Con 366 atletas los Estados Unidos obtuvieron el mayor número de medallas con 121 (oro 46, plata 37, bronce 39). Es decir, la productividad deportiva fue la mayor de este encuentro olímpico con 33,06% (resultado de 121 medallas/366 atletas).
El verdadero ranking: Partiendo de Estados Unidos, país que ocupa el puesto 1 en el ranking por medallería total. Al tener en cuenta el total de sus atletas (para medición de la productividad propuesta) este país se conserva en la misma posición.
Pero, en este segundo ranking, dentro de los primeros 20 países aparecen Jamaica (puesto 2), Kenia (puesto 4), Croacia (puesto 6), Usbekistán (puesto 7), Corea del Norte (puesto 8), Georgia (puesto 10), Irán (puesto 12), Corea del Sur (Puesto 13), Tailandia (puesto 14), Cuba (puesto 15), Eslovaquia (puesto 17). Armenia (21), Etiopía (22), Kazajistán (23), Servia (31), Azerbaijan (32) y Eslovenia 34), que ocupan estos honoríficos lugares con base en su productividad en Oro.
Son 22 los países que ganan posiciones en términos de número positivo de puestos en el ranking, con base en la medición de su productividad en total de medallas. De esta manera, las naciones con los primeros puestos serían solo 23 de las 207; o, si se quiere, 23 de las 78 que ganaron el mínimo de una medalla. A continuación se presentan los primeros países y la cantidad de posiciones que ganaría cada uno al tener en cuenta la medición de su productividad deportiva: Corea del Norte (32), Malasia (32), Georgia (29), Etiopía (29), Armenia (28), Tailandia (25), Irán (16), Usbekistán (15), Eslovaquia (14), Jamaica (13), Azerbaijan (13), Eslovenia (9), Noruega (9), Croacia (8), Lituania (8), Kenia (7), Turquía (7), Kazajistán (6), Grecia (4) y Serbia (4), República Checa (3) y Dinamarca (2). El parámetro, como se ha mencionado, es Estados Unidos que teniendo la mayor productividad deportiva permanece en el puesto número 1 sin remonta de posiciones. Todos los demás países participantes bajarían en posiciones debido a la pérdida de productividad con relación al esfuerzo medido en número de atletas participantes.
Con esta perspectiva Colombia se posicionó en el 33 del ranking de medallas pero, si se tiene como base que convocó 148 atletas, su productividad le arrastraría al puesto 45 (-12 puestos), dentro de los 78 países con preseas.
Finalmente entonces, como dice el lema popular, “menos es más”.
Como ha quedado evidenciado, son países poco sonados y, mucho menos, potencias de algún género los que aparecen en el análisis. De modo que podría plantearse que cada país podría tener el suficiente criterio como para entender previamente cuales deben ser sus expectativas realistas basadas en el diagnóstico de los contendientes externos y en la evaluación objetiva de sus potenciales internos. Las olimpiadas de Río 2016 fueron, en esencia, una victoria cualitativa de pequeñas naciones y un escenario de potencias triunfantes, aunque estrictamente en términos cuantitativos.

lunes, 9 de mayo de 2016

El animalismo ecocapitalista: ineficiente práctica individual y obligación social

La preocupación individual animalista es tan antigua como la humanidad misma. Son incontables los ejemplos históricos del incondicional amor de muchas personas, celebridades y comunes, que han sido partícipes de anecdóticos actos de entrega y heroísmo con sus mascotas, además de las innegables pruebas de fidelidad de animales con sus amos y amas. La relación de seres humanos y seres animales ha tenido connotaciones útiles, de compañerismo, de caza y de extrañamiento, entre otras. En las dos últimas el hombre es peligro para los animales y/o el animal aislado en su naturaleza representa una posible agresión en su primer contacto con el ser humano. Incluso, en el uso útil muchas adecuaciones de domesticación han conllevado maltratos por parte de la especie humana hacia las demás especies animales. Trujillo (2009) ha citado unas excelentes frases sobre el tema: “De matar animales a matar personas, solo hay un paso”, según Von Humboldt; “El hombre ha hecho de la Tierra un infierno para los animales”, pronunciada por Schopenhauer, o “Hasta que dejemos de dañar a otros seres vivos, seremos todavía salvajes”, aludida por Edison, el inventor de la modernidad. Y, las guerras y el delito, no se requiere evidencia, muestran que el hombre es el peor enemigo de su propia especie.
En el campo académico, como lo ha recordado Brieskorn (1990) se cuenta hace ya una década con asignaturas de “Derechos de los Animales”, como son los casos de las Facultades de Derecho de las Universidades de Harvard, Georgetown, Vermont y Rugters, entre otras. En la Constitución brasileña de 1988 ya se determinaba que, respecto al derecho a un ambiente ecológicamente equilibrado, “(…) Para asegurar la efectividad de este derecho, incumbe al poder público: VII proteger la fauna y la flora, prohibiéndose, en la forma de la ley, las prácticas que pongan en riesgo su fusión ecológica provoquen la extinción de especies o sometan a los animales a la crueldad” (art. 225). Por otra parte, desde el año 2002, la Constitución alemana ha incluido expresamente los derechos de los animales, según lo cuenta Francione (1997), al añadir las palabras “y animales” a la cláusula que obliga la protección del Estado a la vida y dignidad humana (p. 15).
No siendo la intención presente el estudio legal de los derechos de los animales en el mundo, cabe sí llegar a Colombia, que si bien en su constitución no prevé estos derechos, sí los involucra en cuanto a la defensa amplia incluida en el articulado constitucional de los recursos naturales. Hace dos décadas, la Sentencia T-035 de 1997, del magistrado ponente Hernando Herrera Vergara, expuso el derecho a la tenencia de mascotas en unidades residenciales y viviendas, con un origen constitucional: “El derecho a tener animales en el lugar de habitación del propietario aún cuando este sea una unidad residencial sometida al régimen de propiedad horizontal, es una expresión del derecho constitucional al libre desarrollo de la personalidad (Constitución Política, art.16) y a la intimidad personal y familiar (ibid., art.15).
Es respecto al libre desarrollo personal que se evidencia otra situación relacionada específicamente con el comportamiento afectivo de los seres humanos, en donde el animal se convierte en un objeto de cariño y compañía en grado quizás igual o superior a una persona integrante de la familia o de su núcleo social, al cual se le destina atención especial, cuidado y amor (ibíd.). Dice la misma sentencia del tribunal constitucional colombiano que “En este evento, se pueden observar situaciones extremas, en donde se pretende reemplazar con el animal la carencia de apoyo afectivo, el cual adquiere niveles importantes de afectación en la salud mental de los individuos, generando tendencias depresivas causadas por la soledad o el rechazo del mundo exterior y que se ven retribuidas y aliviadas por la compañía, el cariño y la confianza que se obtiene del animal”. La anterior reflexión del ponente conlleva un camino deductivo que va de los sentimientos individuales a la ubicación social de la actual militancia ciudadana mundial en el animalismo activo.
Los derechos animalistas En una adecuación inicial, con base en Ivanovich (2011), debe hacerse referencia a un interesante decálogo resumen de la temática animalista:
1. La defensa de los animales es la proyección sobre el mundo animal que no puede reivindicar el reconocimiento jurídico alcanzado por hombres y mujeres como titulares de derechos.
2. El respeto hacia los animales se hace necesario ante la innegable experiencia de depredación y destrucción del medio natural en conjunto.
3. El animalismo es una forma específica de ecologismo o ambientalismo, de una sensibilidad común y del conocimiento científico, acerca de la degradación catastrófica del planeta.
4. El animalismo se opone a la subordinación ilimitada de los animales, a la inaceptable visión tradicional antropocentrista y productivista que ha generado el gran desastre ecológico.
5. El animalismo es un humanismo, excepto cuando se conceptúa al animal como un material de uso ilimitado, como bien mueble, o incluso para las más degradantes actuaciones humanas.
6. Siglos de idealización compatible con destrucción evidencian que solo una fuerte acción política sustentada puede dar inicio al cambio necesario.
7. La propuesta liberadora del mundo animal tiene un alcance general, no sólo trata de luchar contra prácticas como corridas de toros o caza, sino de obtención de alimentos, pieles, pruebas de laboratorio, divertimento, entre otras.
8. La perspectiva es utópica, de largo trayecto y requiera de nueva mentalidad social con base en la creciente sensibilidad animalista.
9. La lucha está en el campo de las ideas, ante la lógica reacción de los afectados e incluso de algunos sectores intelectuales de apariencia progresista.
10. En el marco de movimientos ecologistas, el animalismo postula un nuevo modelo de desarrollo del que impera en la globalización, inhumano y basado en la violencia.
Todo lo anterior conlleva la necesaria acción hacia la configuración de un verdadero ecocapitalismo. Esta tarea corresponde al gran conjunto actual de generaciones jóvenes caracterizadas por estar debajo de las tres o cuatro décadas de edad y ser nativos tecnológicos, Las ventajosas condiciones de los milennials les obliga a responsabilizarse de la misión animalista como retribución a los grandes beneficios que las anteriores generaciones les han aportado en tecnología, educación, producción y servicios. Se acusa a las generaciones actuales de perezosas, pues los placeres y diversiones superan las presiones actuales del trabajo, gozan en buena medida de trabajos virtuales y recursos digitales. Los milennials aparentan ser más autónomos solo porque los recursos ya los han encontrado dados y se enfrentan a mercados económicos y superficiales de comida, vestuario y elementos básicos, en un capitalismo inconsciente, que les permite mirar hacia atrás con desdén injustificado.
Esto, de manera paradójica, ha estado impidiendo la verdadera creatividad y la real acción de los jóvenes. Actualmente lo creativo no pasa de ser la mezcla de elementos ya conocidos, de su reiteración y de su consumo. La generación milennials debe pasar de ser consumidora quejosa bajo una crítica mordaz, irónica y poco contributiva, a un verdadero activismo social de cambios. Estas generaciones deben sustituir los simples consumos conformistas de moda y la verbalización inocua en redes sociales al campo de la concreción de lo aparentemente consciente. La sola conciencia de lo poco ambiental de los mercados, los productos y los consumos, como de lo irracional de algunas políticas públicas propuestas por los gobernantes muestrales, no basta.
Las generaciones actuales eligen muestralmente, dentro de la llamada democracia representativa, con porcentajes mínimos que llevan figuras poco preparadas, pero bien interesadas, a los podios de la toma de decisiones. Esta supuesta participación y la actitud individual criticista de los jóvenes contemporáneos no son suficientes. De manera que los millennials deben politizarse, no politiquearse. Solamente con orientación a políticas públicas animalistas se podrá enfrentar ese problema que de manera ciega tratan de resolver con ineficiente e ineficaz asunción individual. No son los peculios personales los destinados a la mitigación del problema animal, en forma de adopciones y compras mercantiles, sino la actitud política de elevar esta conciencia al nivel de las decisiones políticas de Estado.
La acción de los milennials en el asunto animalista es hasta el momento muy equívoca. La personificación humana en los avatares animales ha llevado no solo a sentimientos hostiles hacia los congéneres tildados de inhumanos, sino a olvidar que la civilización ha institucionalizado lo que el ciudadano no puede individualizar, y también a no asumir la propia responsabilidad de la juventud del presente y el futuro inmediatos de convivencia entre animales y humanos, las especies dominantes en el planeta.
Referencias bibliográficas
Brieskorn, Norbert (1990) Filosofía del Derecho. Herder, Barcelona.
Francione, Gary L. (1997) Rain Without Thunder: The Ideology of the Animal Rights Movement. Philadelphia: Temple University Press.
Grtiffiths, Sian y Weiner, Jonathan (2000) Predicciones 31 grandes figuras pronostican el future. Taurus Pensamiento, Gripo Santillana de ediciones S.A. Versión al español de Oxford University Press.
Ivanovic Barbeito, Mireya (2011) Bioética animal. Un decálogo animalista. Revista de Bioética y Derecho. No. 22. Recuperado de: http://www.ub.edu/fildt/revista/RByD22_animal.htm
Trujillo Cabrera, Juan (2009) Los derechos de los animales en Colombia. Corporación Universitaria Republicana, No. 7, Julio Diciembre, pp. 69-81

domingo, 27 de marzo de 2016

A propósito de “Batman y Superman: dawn of a justice”

La reciente entrega de filmes “grandes” de superhéroes ha llevado a varias controversias. Desde las más mediáticas, ¿mal o bien desarrollado el Batman de Ben Afleck?, hasta llegar a una muy regular aceptación del filme por la crítica, aunque la taquilla ha sido y continuará siendo positiva para esta película de US$250 millones de presupuesto. Marvel y DC Comics han proliferado en superproducciones a partir del presente milenio, pues si bien las películas basadas en historietas, cómics o superhéroes, como se les quiera denominar de manera genérica, han hecho parte del mundo cinematográfico desde hace un siglo, es a partir del año 2000 en que confirman su ascendiente en la cultura popular globalizada.
Por otra parte, quienes vivieron una infancia de la segunda mitad del siglo XX en adelante han tenido el cómic como un arte subalterno nacido en la década de los veintes, pero hecho prolífico en las postguerras y entreguerras mundiales. Mucho se ha escrito acerca de los factores que hayan dado impulso a este subgénero artístico que iba orientado a las masas infantiles y adolescentes pero que, por ende, habría de significar su expansión en el tiempo a todas las edades debido a la sincronía con las cohortes demográficas. El público asistente a las salas de exhibición de las sagas superheroicas fue aquel mismo que se inició con la lectura de aquellos comics o historietas. Cuando el cine no tenía mercados cautivos, ni cadenas de salas, y mucho menos multiplex, en Colombia el cine era en blanco y negro, mexicano y esporádico. Luego pasaría a ser a color, en las producciones sajonas, y blanquinegro por español, italiano y francés. Fue la época de oro de los filmes de autor. Posteriormente vendría el posicionamiento de los grandes estudios en las cadenas de distribución y el dominio del cine americano e inglés. De forma paralela, el cómic circulaba por unas redes silenciosas, subrepticias y de origen desconocido. Algunas importaciones personales de afortunados viajantes los traían y se creaba un circuito de lectura de préstamo y de alquiler de revistas ajadas en viejas zapaterías y tiendas de barrio. Era un mercado cultural que solo interesaba a quienes hoy pasan del medio siglo de edad, o más. Bien adelante en el tiempo surgirían las facultades de estudio académico del cine y de las artes audiovisuales, así como las de la graficación y el dibujo, del diseño artístico y del diseño gráfico. Todo en una aparente desconexión y, de alguna manera, en forma caótica.
Pero llegó el tercer milenio con los grandes avances en tecnologías electrónicas de la comunicación, en saltos enormes dentro de lo que Walt Disney había desarrollado como storyboards para sus filmes en movimiento. Al otro lado del mundo el animé ya tenía similar evolución, y se influían mutuamente. En tanto, la historieta de papel continuaba su evolución silenciosa, mientras la producción fílmica desarrollaba sus guiones de manera gráfica, a la manera de storyboards destinados a dar vida a figuras actorales humanas y a la orientación de las cámaras de filmación.
A través de este periplo el cómic y el storyboard convergieron para aglutinarse en el producto cinemático del género de superhéroes de las dos grandes vertientes de la cultura occidental que han sido el universo Marvel y el universo DC Comic. Una pléyade de figuras de ficción, míticas, que crecieron en las mentes lúdicas de dibujantes y guionistas, principalmente norteamericanos. Las figuritas que se movían en apretados 6 u 8 cuadros de estrechas páginas, simulaban campos visuales, planos, medios planos y closeups, en dos dimensiones y colores primarios, habían pasado a páginas con 4, 3, 2 y un único cuadro, en los cuales las figuras alcanzaban una tercera dimensión gracias al uso de la sombra y la luz, con colores fuertes, difuminados y contrastantes. De ningún plano general, el cómic pasaría a planos panorámicos o planos en profundidad. Las figuras se agigantaban hasta salir del cuadro que les correspondía y entrometerse en otro dando la impresión de una cuarta dimensión. Si el dibujante deseaba magnificar a un héroe, un golpe al archienemigo o comunicarse con el lector podía utiliza las dos páginas, par e impar, para el silente sonido o frase que deseaba comunicar.
A esa escuela pertenecen directores de cine como Zac Snyder (con dibujos de Bill Sienkiewicz o David Mazzucchelli) o Frank Miller (dibujos de Lynn Varley, su esposa, o de Dave Gibbons, entre otros). Estos son solo unos ejemplos de la conjunción del arte de la historieta dibujada y el cine de superhéroes. Es en este punto del neófito recorrido por el tema que cabe distinguir entre el género desarrollado por un Stan Lee (cuyas historietas de la mano de dibujantes como Steve Ditko o Jack Kirby), al pasar al cine se basada en el uso de efectos especiales por computador, algo de morphing y de rendering, pero fundamentalmente como complementos de la live action.
De otro lado, los casos ya mencionados de Miller o de Snyder resultan en un cine/historieta más de autor, donde los claroscuros son determinantes. La cámara puede filmar en lento para saltar cuadros y luego acelerarse, los picados y contrapicados van bien con los cinematográficos planos que en la historieta gritaban por salir del cuadro. “Batman y Superman: dawn of a justice” pertenece a esta última tendencia. Por eso las sombras, los planos abiertos turnados con los closeups, y los sonidos metálicos exacerbados en reemplazo del globito de diálogos o gritos o exclamaciones, que ya no caben allí.
La historieta nunca tuvo edición en el papel, la continuidad de un relato en el cómic la daban las barras verticales y horizontales que demarcaban los cuadros, es decir los planos que estarían luego, en el cine. a cargo de las cámaras. Por ello, en “B v S” los lectores de historietas no encuentran dificultad de ritmo, son una generación nativa de videoclips, bilingües y que sabe hacia dónde va el intertexto que proviene del papel. Solo si se tienen en cuenta estas conexiones se puede perdonar a Zac Snyder por una película que podría ser tachada de barroca, de ser un exabrupto de referencias para conocedores y excedida en ruidos incidentales.
Por lo demás, en "B v S" asistir a la muerte de Supermán no debe ser sorpresivo. Para los lectores de cómics el extraterrestre kriptoniano ya había fallecido en un enfrentamiento con Doomsday a finales de 1992 y eso tendría que suceder en el cine actual.
A pesar de la ayuda de Wonder Woman, el gran soldado habría de demostrar al público que el único superhéroe invencible no lo era, pues se requería allanar aún más el camino de la credibilidad a los demás dioses y semidioses de la cinematografía actual de entretenimiento. Como otras deidades mártires, habría de entregar su vida por los demás en su universo. Pero, al igual que los semidioses podrá resucitar de entre los muertos cuando se le requiera en el largo camino de la filmografía lúdica de la amplia mítica del cómic.